Anuncios
Cocina Saludable

RECETA DE HUMMUS CASERO CON TAHINI

receta-hummus-casero-con-tahini

La mejor receta de hummus casero con tahini recién hecho. Una de las botanas, como dirían los mexicanos, más ricas y saludables del mundo. Veganos, vegetarianos, fit persons y cualquier persona que sienta algo de cariño por sus arterias; hoy es vuestro día.

  • Dificultad: Más fácil que ir al Mercadona a comprarlo
  • Duración: 5 minutos

Ingredientes

  • Garbanzos
  • Aceite de oliva
  • Ajo
  • Limón
  • Semillas de sésamo tostado
  • Comino
  • Pimentón
  • Sal

Hoy vas a preparar el mejor hummus casero del mundo. Tira las patatas fritas a la basura, si es que aún te queda algo de físico para levantarte del sofá, que hoy vamos a cuidar tu cuerpo un poquito. El viernes lo compensas con tres copazos.

Este receta tiene su origen en la cultura árabe, es una mezcla entre Egipto y las zonas más cercanas al Mediterráneo. Y, aunque no soporto que me digan la tontería de “este plato hay que comerlo en verano”, este plato hay que comerlo en verano. Entra bien fresquito.

CÓMO PREPARAR SALSA TAHINI

La salsa tahini es prácticamente imprescindible para esta receta. Es lo que lo diferencia de un puré de garbanzos. Olvídate de encontrarla, es dificilísimo. Si has conseguido encontrarla, date una palmadita ti mismo que a nadie le importa.

Mi querido ‘principianter’, yo te voy a enseñar a hacer esta salsa en menos de un minuto. Solo necesitas una batidora eléctrica.

Echa en un recipiente de plástico un buen puñado de semillas de sésamo tostado. Yo prefiero comprar semillas blancas crudas y tostarlas a fuego lento en una sartén pero se que tu eres muy vago, así que no te voy a pedir tanto.

Añade un poco de aceite de oliva. Ahora solo tienes que triturarlo y añadir más aceite al gusto hasta que quede con la textura que más te guste. Yo prefiero que quede como una salsa espesa, otros prefieren que sea una masa. A tu gusto, ‘principianter’.

Le puedes añadir sal pero, si vas a utilizar el tahini para hacer hummus, mejor sala el hummus y así medirás mejor la sal que echas.

CÓMO HACER EL HUMMUS CASERO

Para este momento, ya deberías haber puesto a cargar La Casa de Papel, que ya casi está. No te voy a dar medidas. Quédate con esto: la cantidad de garbanzos que eches es, prácticamente, la cantidad de hummus que te va a salir.

Odio los garbanzos de bote. Si eres muy vago, échalos en el recipiente y ve al siguiente paso. Si aún te idolatras un poquito, pon garbanzos secos y naturales en un bol con agua la noche anterior. Ya está.

No hace falta ni secarlos. Simplemente, escurre los garbanzos y añádelos en un recipiente de plástico.

Añade tahini al gusto. Esto es lo que va a conseguir que el hummus sepa como si estuvieses besando una pirámide, además va a conseguir que este más cremoso porque va a emulsionar la mezcla. Aquí te dejo el Diccionario de ‘Principianters’ para que sepas lo que es una emulsión.

Te recomiendo que eches una cucharada de tahini al principio y vayas añadiendo poco a poco el resto para que no te quede demasiado líquido.

Añade un ajo. Ojo, el ajo crudo repite más que tú en la ESO. Para evitarlo, puedes hacer varias cosas:

  • Quítale el germen. Esa especie de hebra que hay en el medio del ajo.
  • Blanquéalo. Aquí te explico qué significa.
  • Mételo al horno con piel durante 20 minutos a 200º. Esto además le va a dar un sabor de la leche.

Añade una pizca de comino y el zumo de medio limón. Estos dos ingredientes van a añadirle frescor y acidez al hummus. Aquí te explique qué más puedes hacer emulsionando aceite y limón.

Echa una pizca de sal y tritúralo todo bien hasta que quede una crema. Sírvelo y añade un chorro de aceite y un poco de pimentón por encima para decorar. A mi me flipa el picante, así que le añado una pizca de cayena molida pero esto no es muy tradicional.

Ya puedes volver al sofá, ‘principianter’. Esta receta es para mojar pan. Lo que mejor le queda es el pan tradicional árabe pero te lo puedes comer con pan normal, con galletas saladas, con pan naan hindú o, incluso, con nachos; que en realidad se llaman ‘totopos’, lo de los ‘nachos’ es bastante racista. Otro día te explicaré porqué.

Deja un buen me gusta y suscríbete a la revista para unirte a nuestra familia de ‘principianters’.

Anuncios